Por Certero

DILEMA. En gran dilema se encuentran los comerciantes de San Pedro, ya que mientras que la pandemia crece en Coahuila con un mayor número de infectados y la alcaldesa Patricia Grado les promete gestionar el apoyo del cabildo para otorgar estímulos económicos la contingencia, ellos ven limitadas sus esperanzas debido a que el mayor flujo de sus ventas se dan con el arranque del ciclo agrícola, a lo que se suma el cierre de empresas y escuelas. El asunto es que muchas de estos comerciantes viven “al día”, de lo que logran vender y la ausencia de gente en la calle les pega directamente. Las dudas, es porque el municipio no ha podido ni siquiera comprar más camiones recolectores de basura, cómo le hará para gestionar más recursos para ayudar a los ambulantes.

INCONGRUENCIAS. Y mientras los morenistas se están dando hasta con la cubeta en el proceso interno de las candidaturas a diputados locales, no faltó el “sabio” que pidió la cancelación de las elecciones constitucionales de Coahuila programadas para el 7 de junio. Y es que son parte de las incongruencias de ese partido que ha venido de más a menos a causa de los errores de quien en su momento los catapultó y los hizo diputados federales, senadores y alcaldes sin tener mérito alguno, pues mientras que el Presidente Andrés Manuel insiste que no pasará nada, que el país está preparado desde hace tres meses y hasta culpa a sus adversarios políticos del coronavirus, acá sus huestes están pidiendo suspender el proceso precisamente con ese argumento. Entonces ¿Son o no son?. Por lo pronto, el Instituto Estatal Electoral dijo que todo sigue igual.

QUIEBRES. Para nadie es extraño el quiebre o ruptura que existe entre los grupos al interior de Morena, entre los moderados, los radicales y los oportunistas, En el primero está Miroslava Sánchez, en el segundo José Guadalupe Céspedes y en el último Francisco Javier Borrego, líder de la Conatram. Y es que mientras que los primeros dos su lucha es por la dirigencia del partido en Coahuila con acusaciones mutuas, el tercer se aprovecha de la coyuntura para imponer candidatos a diestra y más siniestra, dando “cuerda” a candidatos bisoños que nada o poco tienen que hacer hacer. 

DESLINDE. La otra ruptura, aunque a otro nivel, se da en Matamoros entre el alcalde Horacio Piña, “El Ejotito” para sus cuates y el Profe. Jesús Contreras, quien prácticamente fue artífice de su triunfo al llevar sus votos a la canasta del doctor y ahora el encontronazo es fuerte, pues en una supuesta carta enviada a AMLO y a la dirigencia de Morena, lo califica de mediocre, de falto de carácter y de haber traicionado la confianza de quienes le apoyaron y por ello los pobres resultados, lo que lo llevan a un deslinde total con ese personaje. Y así, Morena como El Melate, más lo que acumule esta semana.

RAYA. Los que están poniendo su raya son los regidores de Morena al interior del cabildo de Gómez Palacio, pues la defensa a los señalamientos por nepotismo que hacen los ediles de oposición no son los mismos que hace algunos meses y los cuestionamientos incluso en la mesa se incrementan. Y no es casualidad, pues si bien reciben algo más de prerrogativas para la gestoría, no ven suficiente para atender los requerimientos que llegan de sus representados. Un ejemplo es Maximiliano Olvera Coreño, ex líder de El Barzón, quien ha cuestionado la falta de apoyos para el campo y, sobre todo la falta de atención de la administración a los problemas de la zona rural.

VALOR. Otro edil que ha mostrado dignidad y valor en sus cuestionamientos es Francisco Bueno Flores, del PAN, pues nada menos en la pasada sesión les refirió que eso de la Austeridad Republicana es de dientes para afuera, cuando de acuerdo a los Estados Financieros del primer bimestre enero-febrero del 2020 la nómina aumentó más de 3 millones de pesos, al pasar de 60.2 mdp que se registró en el mismo periodo del 2019 a 63.2 mdp. Por si fuera poco, también les restregó que los llamados Gastos de Funcionamiento aumentaron 8.5 millones de pesos, así como también en Materiales y Suministros el gasto se elevó 1.5 mdp y en Servicios Generales se incrementó 4 millones de pesos más que hace un año, expresando que entonces “les dieron gato por liebre”. ¡Glup!